Los 12 Tipos de Barbacoas que Existen

Dentro del mercado pueden encontrarse diferentes tipos de barbacoa, sin embargo, escoger algún modelo específico suele suponer una decisión muy personal, ya que resulta esencial seleccionar un modelo capaz de ajustarse por completo a las necesidades y estilo de vida de cada usuario.

Barbacoas portátiles

Normalmente, es posible adquirir todas las barbacoas en tamaño portátil; incluso se pueden encontrar modelos cuyas fuentes de calor son gas y/o carbón vegetal.

Por lo general, están pensadas para los usuarios que deseen hacer barbacoas fuera de casa, y/o para quienes prefieran un modelo de menor dimensión; por lo que son perfectas para celebraciones al aire libre y excursiones, las que nosotros preferimos son las barbacoas de sobremesa.

Barbacoas de patio y/o jardín

Consisten en aquellas que no es posible transportar debido a que su tamaño obliga  tenerlas totalmente ancladas al jardín o el patio, ya que este tipo de barbacoas resultan considerablemente más grandes al compararlas con los modelos de dimensiones portátiles, nosotros nos quedamos con las de carbón y leña.

Barbacoas eléctricas

Destacan por ser bastante sencillas de utilizar y el modelo más apropiado para quienes prefieren hacer barbacoas en el interior del hogar. Comúnmente, funcionan al conectarse a una toma de corriente estándar y debido a su facilidad de uso, es posible comenzar a utilizarlas de inmediato.

No obstante, debido a sus características, no proporcionan la misma clase de experiencia que las barbacoas tradicionales y no es posible utilizarlas al no tener cerca una toma de corriente.

Barbacoas de leña (y pellets)

Consisten en las primeras barbacoas utilizadas, tal vez, debido a que proporcionan un incomparable sabor frente a los demás tipos de barbacoa. Por lo general, son vendidas de tipo abierto y no suelen incluir la leña, pero siempre ofrecen un único y exquisito sabor ahumado a todos los alimentos.

Sin embargo, requieren mucho tiempo para encenderse y lograr quemar suficiente la madera para poder comenzar a cocinar, asimismo, es preciso mantenerse pendiente en todo momento para agregar más leña de ser necesario. Además, suelen tener un mayor precio en comparación con otros modelos.

Barbacoas cerámicas

Con el paso de los años, estos modelos han ganado mayor popularidad debido a que resultan perfectas al momento de mantener óptima una temperatura por un largo tiempo.

Asimismo, su flujo de aire tiende a ser un poco más limitado que en otros modelos, permitiendo así conseguir preparaciones más jugosas. Además, destacan por ser rápidas y eficientes.

Ideales para cocinar grandes cantidades de alimentos de forma contínua durante varias horas. No obstante, suelen ser más caras que la mayor parte de los otros tipos de barbacoas, y tienen un gran peso que dificulta su traslado.

Barbacoas abiertas

Se distinguen por ser las más simples, ya que consisten en una caja de piedra o metal que funcionan quemando madera, carbón vegetal o propano en el fondo de las mismas y permiten cocinar los alimentos directamente sobre el fuego, por lo que el uso de la parrilla resulta opcional.

Destacan por ser perfectas para asar a grandes temperaturas, especialmente alimentos tiernos y pequeños, los cuales se cocinen rápidamente, por ejemplo, verduras, filetes de pescado, chuletas, etc.

Barbacoas cubiertas

Al agregarle una tapa alta que sea posible subir/bajar a una barbacoa abierta, se obtiene una barbacoa cubierta, y aunque podría parecer una innovación simple, lo cierto es que estas barbacoas ofrecen la posibilidad de incorporar y utilizar dos métodos de cocción a fuego vivo: el asado con calor indirecto y el ahumado.

Permiten asar alimentos de mayor tamaño y/o grosor con calor directo o indirecto, al igual que ahumarlos.

Barbacoas de tipo vasija

Consisten en barbacoas altas de cerámicas que poseen paredes gruesas, las cuales hacen uso tanto del calor radiante de las paredes laterales como del calor directo emanado de las brasas para cocinar los alimentos.

En ocasiones, los alimentos son cocinados de forma directa encima de las paredes (por ejemplo, en el caso de ciertos panes) o utilizando un espeto vertical ubicado en el interior de la caldera y no sobre alguna parrilla.

Se suelen utilizar para asar alimentos a temperaturas elevadas; algunos modelos incluso permiten asar, ahumar y cocinar a la parrilla.

Barbacoas de tipo rostizador

Se caracterizan por incluir movimiento dentro del proceso del asado estático, así, el suave y lento giro de una estaca ofrece la posibilidad de cocinar los alimentos de forma uniforme.

De esta forma, permite que la grasa de las carnes se derrita, que las fibras se ablanden y que se tueste su exterior; obteniendo como resultado alimentos crujientes y deliciosos. Destacan también por combinar perfectamente tanto el asado directo como el indirecto.

Ahumadores

El ahumado se encuentra entre las técnicas de cocción y conservación de alimentos más antiguas que existen.

No obstante, cuando hablamos del ahumador visto como una barbacoa portátil, hacemos referencia a un invento norteamericano cuyo origen se remonta al siglo XX. Por lo que, aunque existen numerosas clases de barbacoas, no todas ellas ofrecen la posibilidad de ahumar.

Como su nombre indica, suelen utilizarse para ahumar y también para asar los alimentos de manera indirecta, a una baja-moderada temperatura, a través del humo de madera.

Barbacoas de tipo hoguera

Durante sus comienzos, las barbacoas no solían llevarse a cabo a través de una parrilla, ya que en su lugar se hacían encima de una hoguera o a un lado de ella, y aunque con el paso de los años este método de cocción ha cambiado, lo cierto es que supone un método primitivo que continúa teniendo una gran popularidad dentro de diversos lugares a nivel global.

En cualquier caso, cabe mencionar que destacan por permitir asar los alimentos mediante calor radiante.

Barbacoas de gas

Se caracterizan por encontrarse entre los tipos de barbacoa que cuentan con un mayor reconocimiento y demanda en el mercado actual, lo cual se debe a que tienen la capacidad de alcanzar óptimos niveles de temperaturas en poco tiempo y también al hecho de que son capaces de consumir el propano líquido de forma realmente eficiente.

En consecuencia, han logrado posicionarse como una de las alternativas preferidas entre una gran cantidad de usuarios quienes disfrutan de preparar costillas y/o hamburguesas durante las reuniones familiares o eventos con amigos, sin necesidad de invertir mucho esfuerzo o tiempo.

Asimismo, destacan por enfriarse en poco tiempo y ser bastante sencillas de limpiar. Ahora bien, cuando de barbacoas de gas es posible encontrar numerosos tipos diferentes, sin embargo, los más destacables suelen ser los mencionados a continuación:

Barbacoas de gas independientes

Con relación a las tradicionales barbacoas con grandes dimensiones, se puede decir que estos modelos destacan por ofrecer la posibilidad de moverlos y transportarlos sin grandes inconvenientes.

En consecuencia, son conocidas por ser bastante simples y prácticas, ya que podría decirse que se consideran como microondas de alta potencia que es posible utilizar al aire libre.

Barbacoas de gas incrustadas

Tienen un tamaño considerablemente menor que el que poseen los modelos de gas independiente, ya que se encuentran especialmente pensadas para ocupar el menor espacio posible, siendo posible ubicarlas sin problema dentro de cualquier hueco de las encimeras.

Resultan totalmente acertadas para aquellos usuarios aficionados a las barbacoas, los cuales cuentan con un limitado espacio para colocarlas, pero que desean poder experimentar y disfrutar del placer que supone degustar una exquisita comida casera cocinada en una barbacoa.

Normalmente, suelen ser modelos que poseen un precio menor al de las barbacoas tradicionales y, debido a su flexibilidad, resultan idóneas para aquellos usuarios que deseen diseñar un espacio de su jardín especialmente para hacer barbacoas casa.

Barbacoas de gas por infrarrojos

Su funcionamiento es a través de la quema de combustibles, incluyendo el gas natural y/o el propano, a fin de calentar un elemento de cerámica.

Su principal ventaja consiste en que permiten que calor se extienda uniformemente alrededor de toda la superficie de cocción, por lo que ofrecen a los usuarios la oportunidad de hacer alimentos en poco tiempo y sellar chuletas, pescados, verduras, salchichas, hamburguesas y kebabs del mismo modo que al usar una barbacoa de gas.

Barbacoas de gas natural

El reconocimiento de estas barbacoas ha estado en constante incremento durante los últimos años, ya que destacan por ser funcionales, rápidas, eficientes y muy sencillas de utilizar.

Por lo general, funcionan al conectarse y alimentarse de una instalación de gas natural, pudiendo usar incluso la que utilizamos dentro de casa.

En cualquier caso, es conveniente señalar que las barbacoas de gas, sin importar su tipo, no suelen ser capaces de alcanzar el mismo nivel de calor y las temperaturas tan altas que ofrecen las barbacoas de carbón vegetal.

Barbacoas de carbón vegetal

Se caracterizan por ser la segunda clase de barbacoas con mayor fama y demanda, después de los modelos a gas.

Es preciso decir que destacan por ser la alternativa más acertada para aquellos usuarios que cuentan con algo más de tiempo al momento de preparar barbacoas, a fin de poder ocuparse de todo aquello que supone el uso de carbón.

No obstante, aunque para usarlas es preciso mancharse ligeramente las manos para poder ponerlas en funcionamiento, lo cierto es que quienes apuestan por este tipo de barbacoas tienen la oportunidad de disfrutar tanto del sabor como del aroma ahumado que suele distinguir a las barbacoas clásicas.

De esta manera, destacan por ofrecer un único y extraordinario nivel de calidad que no es imposible conseguir al escoger algún otro tipo de barbacoas.

Barbacoas de caldera

Se caracterizan por tener dimensiones considerablemente más pequeñas que aquellos modelos que suelen usar esta clase de combustible, razón por la cual logran distinguirse al mismo tiempo por ser muy sencillas de transportar.

Barbacoas kamado

Destacan por encontrarse creadas especialmente con el fin de ser utilizadas como barbacoas portátiles.

Cabe mencionar que, aunque las mismas son de origen japonés, con el paso del tiempo su uso ha ganado una gran popularidad dentro de numerosos países, y en ciertas ocasiones, suelen ser conocidas como “cocinas de estilo kamado”.

Para poder disfrutar de ellas, lo habitual suele ser utilizar carbón vegetal en trozos, con el propósito de lograr no solo que los alimentos conserven su sabor natural, sino que además, no se contamine por la exposición a metales y/o residuos del carbón.

Barbacoas tradicionales de carbón

Para terminar, es apropiado decir que este tipo de barbacoas se diferencia por ser las más apropiadas para aquellos usuarios que desean poder disfrutar del sabor distintivo y tradicional a barbacoa; además, es conveniente mencionar que las mismas se encuentran fabricadas para poder soportar un uso intensivo.

Asimismo, hay que decir que la calidad de los alimentos preparados usando esta clase de barbacoas destaca por ser realmente alta, aunque para poder disfrutar de ella es preciso disponer de suficiente tiempo (ya que suelen tardar más que los modelos de gas), y también ensuciarse un poco las manos con el carbón.

Deja una respuesta